El Génesis y la historia de José: Una Problemática de Poder en las Familias Hoy Día. Genesis 37: 1-36

El Génesis y la historia de José: Una Problemática de Poder en las Familias Hoy Día.
Genesis 37: 1-36



Adolfo Céspedes Maestre
Universidad reformada
La lucha por el poder también es evidente en algunas familias y es esta realidad la que ha permitido que mi imaginación exegética mire hacia este texto, para tratar de argumentar alguna pastoral para aquellos que en algunos momentos se han sentido abandonados por sus grandes o medianas familias. José nos permite observar una vida llena de la inmadurez de los que tienen el poder, y de los procesos que a veces son necesarios vivir para contemplar el poder desde otra óptica, las mismas situaciones de su alrededor nos dejan ver la insatisfacción política y socio-económica, aún más con aquellas circunstancias de penuria que vivieron sus hermanos quienes vuelven donde a aquel que desecharon. Al mismo tiempo que observamos el sufrimiento de tantos padres que viven el desasosiego que sus hijos sean raptados o secuestrados, como podría ser el caso de Jacob. Todo esto me lleva a tomar este pasaje para reinterpretarlo desde los que sufren crisis en sus hogares.
Con respecto a las realidades psicosociales de la anterior, me ha parecido que este relato es una de las tantas  historia de todas las que he leído que se asemeja a muchos de los hogares colombianos, algunos de esos hogares han experimentado sus propios conflictos intrafamiliares en un contexto desagradable, llevando a algunos “Joses” o “Hermanos de José” a hacer parte de hogares disfuncionales, siendo protagonistas de historias actuales llenas de rebeldía, odio y aun hasta muerte de sus familias, quizás por causa del abandono y de la dejadez con las que la familia ha actuado, de forma que en muchos de los casos, se han convertido en grandes caos.
Es interesante observar que muchas de las personas a las que me acerque para tratar de entrevistar sobre el tema de José y sus problemas intrafamiliares, me encontré con muchos que nos llevaron a una visión muy positiva de José, pero no a una profundización teológica de los hechos socio-económicos-políticos, entre estos tenemos a Melquís Hidalgo  de 28 años de edad un pastor de una congregación pentecostal, que  nos dijo “Este relato es magnífico para comprender porque Dios nos pasa por algunos problemas, para que aprendamos de ellos y así madurar, y comprender que nuestros sueños serán grandes solo en la medida de poder aprender de los momentos difíciles que vivimos. Aun así es importante aclarar que José no es tan espiritual como siempre lo pensamos, ya que era un inmaduro, hijo de papi y mami, que por su inmadurez no comprendía sus sueños, y lo primero que hace es contárselo a sus hermanos en palabras orgullosas, luego fue que entendemos que por ese hecho es que Dios lo paso por todos esos momentos de esclavitud, para que pagara el precio de su llamado.”
Mientras que es posible que algunos lo miraran no solo de forma devocional, sino que a la vez comprendieron a ese José como víctima de una familia devastadora, esta visión a cuantos no ha confundido en su forma de transmitir los sueños de poder de José. Vemos a otra candidata que nos comentó un poco acerca de José, Ismet Villanueva 27 años de edad, hermana de la iglesia oasis de restauración nos dice: “la biblia es una sola, y ella nos da enseñanzas únicas, entre esas la de José, lo que tiene que vivir uno que siempre posee problemas, para alcanzar las promesas de Dios, lo difícil que se vuelve comprender a Dios, pero el siempre busca lo mejor de nosotros, para que podamos vivir y ser mejores ministros, esas cárceles y esclavitudes que vivimos a diario nos llevaran en algún momento a nuestro trono, y de esta forma entenderemos que nuestro pasado, solo fue un escalón para un presente glorioso”
Por ultimo nos encontramos al pastor Antonio Sánchez  de la iglesia cuadrangular de 38 años de edad, que nos dice algo más pos moderno, a la vez que posee un sentido de un mensaje influencia sobre la globalización. Este pastor nos dice: “Un claro y excelente ejemplo de superación y de prosperidad física y material. Aquellos que están mal, un día estarán bien por su compromiso con Dios y su trabajo para con el pueblo de Dios”
El comentarista del libro llamado Comentario bíblico internacional: Armando Levoratti, nos dice hablando del relato de José que: “El conflicto familiar ha sido una de las amenazas permanentes en todas las narraciones patriarcales a partir del capítulo 12, pero, desde un punto de vista psicológico, tales sueños presuntuosos de poder sobre los hermanos mayores de uno son motivos más que suficiente para que se genere profundo resentimiento e incluso odio. Esta aversión solo podía verse identificada por el trato de obvia predilección que José recibía por parte de su padre común” Este autor lo observa desde la parte psicológica y por ende nos lleva a comprender mucho más la acción que pretendemos exponer a través de este texto, porque lo define por los conflictos familiares que la familia de José vivía.
Mientras que al igual vemos la consistencia de mantener el tema de lo familiar dentro de los comentaristas, ahora bajo la dirección del comentario general armando Levoratti, pero escrito por Pablo Andiñach en el comentario bíblico latinoamericano, donde se acentúa el hecho de la discriminación al sacarlo de su casa y desterrarlo, ya que pues es fácil que no vuelva, a la vez que no solo en el conflicto de la familia sino que puede ser llevado por este autor a cualquier tipo de destierro y hasta de discriminación social.
“Esto es un acto definitivo, pues llevado como esclavo a otro país no tendría posibilidades de regresar. Desde el punto de vista social había sido dejado fuera de la historia familiar”
En otra parte de un comentario escrito por Juan guillen Torralba en                  la enciclopedia del comentario al antiguo testamento, encuentro todo lo contrario  a lo que hemos hablado comúnmente, primero nos hace referencia a su estilo literario, en el mismo tiempo que nos indica una imagen de ese José de lo que habla el texto, pero sin ningún postulado psicológico o social, más a manera devocional.
“José ostenta el papel  principal en la mayoría de las aventuras. Su figura literaria refleja las características de un joven sabio, prudente y temeroso de Dios, salvador de sus hermanos, a quien el señor no abandona”
Para iniciar ahora en el desarrollo literario tenemos que afirmar el hecho de que este texto fue de la autoría de la fuente (J) yahvista, las razones más obvias pues las conseguimos en el mismo texto que nos dice las características de este autor implícitamente, en primer lugar (J) escribió en los tiempos de salomón, contaba con el apoyo del gobierno, sino es que estaba al servicio de este, además que sabemos que este escrito va a ser el puente entre la historia de los patriarcas y la historia del éxodo con los egipcios, ya que pensamos que salomón adopto tanto la cultura, como la política egipcia, que podría ser una de las mayores razones del  porque vendría de la fuente (J).
La historia de José justificaría la entrada y salida de la cultura egipcia, de manera que sería una novela llena de tantos momentos que nos hacen ver esta teoría, a la vez que (J) escribe con el nombre de Yahvé, específicamente el texto habla de Dios en esta forma, y por ultimo deja la imagen de Judá en alto con su intervención antes de que sus hermanos mataran a José (37:26-27)
Aunque Norman Gottwald (2001) nos dice que las tradiciones que complementan el relato en su composición final, no solo es el (J) yahvista, sino que viene a ser un relato complejo, compuesto por dos de las tradiciones mas importantes de las narrativas que son (J) yahvista y (E) Elohista, afirmación que creo la mas acertada ya debido a las incoherencia que tiene el texto, como por ejemplo que lo tuvieron los ismaelitas o los madianitas, que ellos lo vendieron o los madianitas lo tomaron porque había sido abandonado en el pozo, esto nos muestra la inconsistencia literaria y la composición de varias tradiciones, también dice que del capítulo 37 el verso 2 al 21 es de (J) luego del 22 al 24 son (E); del 25 al 28b el relato lo retoma (J), pero luego vuelve a redactar (E) desde el 28ª y 29 al versículo 36.
A pesar de cualquiera de los autores que pudieron influenciar en el relato cada una de estas cosas nos deja claro que Dios actúa en toda la historia llevando al pueblo al cumplimiento de la promesa de Yahvé, este relato hace que nos acerquemos pronto al galardón del pueblo.
Esta historia tan dramática que se nos presenta en la historia de José, tiene una escena que pienso que es la que enciende la ira de los hermanos de José, cuando su papa se encierra en una tienda a diseñar y coser una túnica diferente por poseer varios colores y de mangas largas, vestido no propio de un trabajador, sino de un jefe o administrador, esto fue lo que llevo a su hermanos a no aguantar que su padre lo tuviera como el consentido se la familia, pero la ira más grande representando en si el clímax del relato, cuando José llegaba donde estaba sus hermanos y les contaba a cerca de sus sueños, esto enfurecía grandemente a sus hermanos, haciéndoles ver sus pretensiones ingenuas, pues a ellos les había costado mucho trabajo, pero él, su padre y su madre hacían ver que José nunca necesitaría trabajar, despertando la furia y los celos de sus hermanos.
La reacción de sus hermanos lo llevaron a donde se desarrollaría todo el resto de las escenas que va a ser Egipto, como punto o eje de partida para el cumplimiento de la promesa, entre los personajes sobresalientes están Jacob, Rubén y Judá, que son los implicados y quienes hablan en el pasaje teniendo un papel importante en la historia, y pues claro está que José va a ser el personaje principal y el protagonista de todo el desenlace de este.
A pesar de las promesas de Dios dadas a José en sus sueños, los momentos difíciles eran mucho más latentes para su vida, ya que fue llevado a la fuerza con violencia fuera de su voluntad hacia un país desconocido como esclavo, esto le llevo a vivir situaciones incomodas como sirviente, por su buen comportamiento y su buen desempeño fue colocado en un lugar de privilegio, pero por motivos ajenos nuevamente a su voluntad fue llevado a momentos de prisión, pero aun así en los momentos de crisis mostro su integridad y esto fue lo que lo llevo al cumplimiento de los primeros sueños que tuvo cuando sus hermanos lo vendieron.
Ante todo analizamos que esta historia se conecta con los demás relatos porque nos muestra el inicio de una serie de causas del porque el pueblo se va a hacer fuerte, se establecerá un propósito de Dios en cada uno de estos relatos de José para que el pueblo llegue a entender cómo es que el pueblo de Israel y porque sus antepasados estaban en Egipto cuando comenzó su historia como nación, o sea que la intención más particular de él redactor fue recordar la historia juntando las dos versiones tanto del yahvista como del Elohista para hacer una sola y darle la importancia a porque algunas de sus costumbres se asemejaban a las de Egipto y hasta porque entre el pueblo habría algunos que se habían hecho parte del pueblo en la salida de Egipto, que un israelita había logrado un puesto de alto mando en este imperio.
De cualquier forma  creo que en palabras de un comentarista podría sonar mucho mejor el hecho si todos los escritos influyeron notablemente en su composición, es claro que nos muestra tantos recuerdos ancestrales, quizás porque es posible que hubieran otras historias o leyendas que explicaran la existencia de los israelitas en Egipto, pero esta fue la que tomaron las tradiciones narrativas quizás cada uno con propia versión, pero el capítulo anterior ya va a inducirnos hacia este pasaje, lo que si no cabría dentro del contexto literario y redaccional de la historia de José, sino que mas bien tendría que hacer parte del capítulo 36 del génesis, es el capítulo 38 que habla de Judá y Tamar, sospechamos que quizás pasa con anterioridad porque el redactor ubica a (J) escribiendo en un solo escrito como comienza este escribiendo y llevándonos luego a la historia de José y potifar, pero creo personalmente que se trata de un inconsistencia.
Ahora en las lecturas que he hecho de este relato me he dado cuenta que la historia de José se proyecta a ser un escenario envuelto con mucho otros escenarios del mundo entero que viven en un desorden multifamiliar, tanta gente siendo víctimas de hijos caprichosos, de papas inconscientes y de hermanos intolerantes. La lectura misma del pasaje no necesita de una interpretación especial, ella por si sola se explica para nuestras familias latinoamericanas, que las crisis de valores es su tema sobresaliente, ya que viven a expensas ante el derrumbamiento de sus hogares, por la falta de una figura paterna o de una mama presente pero ausente a la vez, o de un hijo que ha asumido el rol que no le corresponde.
A la verdad no encontré muchas diferencias en mis diferentes lecturas de traducciones, si diferentes palabras para mencionar una misma problemática, una misma situación, que ha conllevado a construir familias que no están solidas ni estables. Pienso que la mayoría de veces que me he encontrado ante la problemática de una familia, ha sido porque el tratar de vivir una vida en constante rapidez, nos ha llevado a muchos problemas por las malas decisiones que se han tomado, muchos sufren por amor, por un matrimonio deshecho, o simplemente porque no tuvieron resultados como esperaban y vivieron ingenuamente de ilusiones utópicas de la familia perfecta.
Por eso es que seguimos viendo los principios morales de una sociedad basada en una ética, casi rotos como papel que desgarra en la cara de quienes buscan en esos principios la solución perfecta, llevándonos a tantas preguntas a la vez que a tratar de buscar soluciones como propuestas para quienes nos leen y nos escuchan en nuestras comunidades.
Este avance literario me enseño que la historia siempre tiene una explicación aunque a veces no sea la que esperamos y la mayoría de veces está envuelta en una historia de crisis, pero nos encontramos ante otros de los pasos para el cumplimiento de las promesas de Dios dadas a los patriarcas.
La vida contextual de estos personajes nos deja de una a otra forma muchas riquezas, entre esas la cultura de un pueblo que amaba a su nación, pero que a la vez se veía sometido a diferentes circunstancias de destierro frente a ella, la pobreza era una realidad social que se vivía en el aquel entonces, pero que a la vez  afectaba la estructura familiar del aquel entonces, ya que el padre era sumamente importante dentro de una familia de tal forma que excluía las demás partes de la estructura.
Pues sabemos que los patriarcas en este contexto no fueron tan solo individuos aislados, sino jefes de clanes bastante numerosos. Las narraciones encierran complejos movimientos de clan, en las que el movimiento se confunde con el grupo y cuyos hechos reflejan los de este mismo grupo.
Además que no solamente eran representantes de todo un grupo familiar, sino que eran llamados habirus, porque recorrían grandes distancias evitando el choque con sus vecinos, por las costumbres económicas y jerárquicas que poseían, ya que representaban para ellos quizás una explotación, es posible que lo mismo ocurría en la historia de José con aquellas familias que socialmente no es que fueran personas adineradas o económicamente estables, sino que poseían una vida inestable para el sostenimiento de su ganado y la sustentación, iban de lado a lado buscando el beneficio de sus ovejas.
Como habíamos dicho anteriormente a pesar que es una historia completa descrita en tiempos de un sistema jerárquico patriarcal, la historia se escribe mucho después, más o menos en tiempo de la corte de salomón, y la historia de José pretendía justificar muchas de las cosas que en ese tiempo la cultura debía admitir, entre eso muchas de los problemas intrafamiliares que se vivían, pero a partir de todas estas situaciones que se han vivido ahora como tal, ¿será que José utilizara el poder para vengarse algún día? En este pasaje por una situación social que como el mayor debe tener los privilegio y nos lo tiene se impone la violencia y la exclusión, ya que estos han sido golpeados por incluir al ultimo, mientras que sus hermanos no lo toleran y terminan tratando la dignidad de José como un objeto. La religión patriarcal era, pues, una religión entonces de clan, en la que el clan era exactamente la familia del dios-patrón, dueño de todo, y jef de lo que giraba en torno a su familia, así que esta cultura patriarcal influyo mucho en la trama del conflicto envuelto en José.
El conflicto es profundo. Viviendo una situación de violencia social a los que son desterrados según la cultura patriarcal, y de aquellos que son por esto motivados a violentar a quien ha sido el causante de la exclusión de su padre (el patriarca), presentando pues que no solo José es víctima del conflicto, sino cada uno de ellos a la vez es el causante y la víctima.
Aunque históricamente deberíamos comprender que en verdad los patriarcas y su acentuación cultural como parte de la historia, es una historia verídica que causo muchos problemas en muchos pasajes en cuestiones de la estructura familiar y el poder, eso también nos ayuda a afirmar que los patriarcas fueron figuras históricas que se establecieron cerca a ciudades estado, pero que no pudieron encontrar tierra, así que se ajustaron a un sistema.
Más cerca del siglo XX se vio a la historia de José representada en el mito de Tamuz-Osiris, un dios que, después de bajar a los infiernos, sube de ellos permitiendo la fecundidad de la tierra. José desempeñaría el papel de ese dios, el benefactor que dispensa el trigo tras haber experimentado un descenso en los infiernos y después haber sido exaltado. (Winkler, A.)
Algunos han leído la historia de José como el reflejo de la historia de a tribu de José, como el reflejo de la historia de la tribu de José y de sus vecinos, incluso aunque, para algunos, la versión novelada haya podido ocultar este aspecto histórico. Mas recientemente, y con mayor flexibilidad, algunos creen encontrar en la historia de José, diversos rasgos de la historia de Israel como tal, por eso la importancia del autor (J) en describirla para sus lectores.
Por el contrario, se considera por algunos que es en realidad una base histórica como ahora nosotros mismo lo afirmábamos. Pero al igual ha de destacarse que a pesar de su historicidad debe considerarse la historia de José como parte de algunas facciones  como ficción por la literatura y porque tienen mucho de un cuento imaginado por un niño, por eso se cree en que es un texto víctima de un contexto en el que estaba el yahvista, que revela el interés por la complejidad psicológica de lo humano y el arte narrativo del autor, a la vez que muestra a Dios en el Relato, pero muy escondido y un poco quieto ante lo que estaba sucediendo.
Esta cultura patriarcal estaba siendo afectada en algunos sectores de la corte de salomón, es posible también que este autor quiera responder a preguntas como ¿Por qué Salomón sin ser el primogénito, heredo el trono de su padre? Sigue siendo una lectura que parte del poder de una familia, en este caso la dinastía davídica, teniendo en cuanta la historia de José, y la teología que aparece allí, se observa las intenciones políticas que se tiene, diciendo que salomón es el heredero al trono y fue Dios quien lo quiso así, por eso es que la historia de José viene a ser justificadora ideológicamente del poder salomónico, calcando totalmente la política y la economía y cultura egipcia.
Muestra también la política agraria de los faraones que se implanto en Israel en tiempos de salomón, diciendo quizás que la política viene más bien de un patriarca llamado José, así que el empobrecimiento fue devastador, perdiendo dinero, luego rebaño y así mismo tierra y libertad, luego entonces recibió semillas para sembrar en tierra de faraón y pagarle tributo la quinta parte de la cosecha, estos reconocieron que serían esclavos del faraón más tarde en el capítulo 47:25, pero ese es el colmo de gente que estaba dispuesta a sacrificar su libertad para sobrevivir, pero la historia de José es posible que representara una forma de justificar las acciones de salomón y proponer que fueran aceptadas por el pueblo.
El sermón
La crisis: Hijos preferidos y predilectos, como muestra del poder jerárquico y desnivel de trato entre la familia.
Desde el principio, José es puesto por delante, en el centro de la familia de Israel,  dándole una túnica de príncipe, Jacob muestra claramente su preferencia por este joven, que le refiere calumnias a cerca de sus hermanos. José se encuentra entonces desagarrado entre el amor de su padre y el odio que se apoderaba de sus hermanos, hasta el punto de impedir cualquier palabra de paz en la familia.
Este celo por un hijo preferido tiene una larga historia, que se remonta a Abraham, en efecto, apenas se acaba de destetar a Isaac cuando se ve privado de su hermano mayor, ya que Sara celosa exige que a Ismael sea enviado a su madre.
Luego veremos a Isaac, que tiene gemelos prefiere a su hijo primogénito, pero cada una de las mujeres pone la atención en sus hijos primogénitos, mientras que es extraño que Jacob pusiera su mirada en el hijo menor, alguien dice por allí que es quizás porque siempre se ve al que se deja manejar o criar, pero esto no era para que se pusiera una rivalidad y como tal una violencia en los hijos, cuestión que se ha visto afectada psicológicamente en muchas familias latinoamericanas que han visto en sus casas destrucción a partir del poder del favoritismo, tanto que esta familia viene a ser modelo de  familias que se envuelven en problemas porque se desplaza el amor de unos a otros, creando crisis y problemas familiares.
Latinoamérica necesita replantear el poder que no va desde una cabeza y otras personas que le siguen y que se cuida al primogénito que viene a ser el sucesor del patriarca, la cultura patriarcal ha hecho mucho daño, excluyendo al género femenino y creando discordias en los otros hermanos que no pertenecen a la primogenitura pero que hacen parte de la familia, el poder que divide familias, ese mismo crea fuertes discordias y situaciones de injusticia entre  ellos mismos, hasta llegar a la violencia social, y al abuso de los que hacen parte de minorías.
Vemos cientos de iglesias evangélicas que siguen construyendo el patriarcalismo y alimentándolo en sus iglesias, calando a las mujeres y dando responsabilidades a un solo hijo, el primogénito. Violentando psicológicamente a los demás que hacen parte de una casa, de un hogar, de un conjunto de personas que trabajan para el beneficio de todos.
Aportemos al beneficio y construcción de un familia en la que los roles sean compartidos, y que no generen violencia intrafamiliar por esta misma. Las violencias en el seno domestico de un hogar, marcan conductas propias de hijos mal criados, porque son una falta de comunicación correcta, y de hijos favoritos que se jerarquizan el poder y los roles.
Aunque hay muchas formas de violencia en las que podemos describir la realidad de hogares disfuncionales en barranquilla, la violencia por el primer puesto es una de los temas de violencia más destacados en los últimos años, y vemos que no es una cosa del presente, es una situación con la que venimos enfrentando.
Luchemos por una vida de equidad y justicia en el seno familiar, de allí se desprende a veces la mayoría de injusticias que atropellan a otros, por eso estamos dispuestos a reinterpretar el hecho de poder en las iglesias evangélicas y dinamizar el poder de la familia desde los que nacen de ultimo hasta los primeros.

Deja un comentario