El profeta ‘Cuernudo’ (Cachón)

Alguien me dijo que la Biblia es un libro altamente moral y de buenos valores, aunque no dudo que sea un libro con buenas enseñanzas, creo que es un libro para tomar con calma. Otra persona me dijo, tienes que aprender a obedecer la voluntad de Dios que se encuentra en la escritura, inmediatamente recordé el relato de un profeta de la biblia hebrea llamado Oseas:
Dios le dijo a Oseas que buscara como esposa una prostituta y tuviera hijos con ella (1:2). Si, eso se lo mandó a hacer ‘Dios’, con el fin de llevar un mensaje profético de denuncia hacia los líderes políticos de su tiempo. Oseas no titubeó y dramatizó el mensaje de Dios, se casó con una prostituta, pero no con eso esta mujer dejó su oficio. Si, así como lo lee, el se casó con una mujer que lo traicionaba mientras él se mantenía fiel y amoroso. Imagínese para qué, para decirle a la gente que así igual era Dios con ellos, mientras ellos le traicionan con los cultos de otros pueblos, oprimían a los pobres y los ricos robaban tierras, Dios aún se mantenía amándolos. 
No conforme con eso, luego le dice que vaya y adultere, si, así como lo lee de nuevo, le dice que tome la mujer de otro hombre, que vaya y ame a otra mujer aunque ella no le ame,   sino que ame a otro, (es posible que sea la misma Gomer, la misma con la que se casó, pero que lo abandona y se va de esclava sexual, no hay una referencia exacta), pues así veía Dios a Israel; sin embargo, hacen un pacto de abstinencia absoluta, ella accede y bueno, eso también estaba cargado de simbolismo para su mensaje. 
Me pregunto, no sé hasta que punto creemos los cristianos que conocemos a Dios, pero estoy seguro que si alguien dijera que va a hacer lo que este profeta se atrevió a hacer,  diría que está loco, pues el Dios que mandó a hacer estas cosas a Oseas es el mismo del decálogo: no adulteraras ni condiciaras la mujer de tu prójimo, ¿contradicción? No sé, solo se que la biblia no se somete a nuestros preceptos éticos ni a nuestra moral occidental, así que decir que Dios quiere esto o aquello, pues, recuerda que en algún momento es capaz de hacer lo contrario a lo que tu consideras que es su voluntad con tal de darte una enseñanza.
Los autores por años han sacado el mensaje cristiano de dicho libro: el amor incondicional, pero, ¿hasta que punto estaremos dispuestos a amar? ¿Es posible que el amor cambie a las persona o los compromisos mutuos? Aquí en el relato parece que la alianza o pacto, tomado en serio, comprometerse con el pacto entre la prostituta y Oseas, fue lo que hizo que ella cambiara su infidelidad y su entrega a otra persona, para que volviera a los brazos de Oseas, como Dios insistía a Israel que volviera a los suyos, al final, para nada, siguieron siendo infieles y fueron sometidos y destruidos como nación. 
Adolfo Cespedes 
Perspectivas de las Fe

Deja un comentario