El ser humano por encima de tu ofrenda

Por tanto, si traes tu ofrenda al altar, y allí te acuerdas de que tu hermano tiene algo contra ti, deja allí tu ofrenda delante del altar, y anda, reconcíliate primero con tu hermano, y entonces ven y presenta tu ofrenda.

Mateo 5:23-24

Curiosamente, Jesús pone las personas por encima de la ofrenda, del dinero. La ofrenda no cobra relevancia para Jesús tanto como la relación entre las personas. Por eso dice, si alguien tiene algo contra ti, pues deja la ofrenda a un lado del altar y ve reconcíliate con tu hermano, luego si vienes y presentas tu ofrenda, y esto es porque precisamente es escandaloso que se ponga por encima del ritual de la ofrenda la reconciliación entre unos y otros, al otro/a, los hermanos como importantes frente al ritual de la ofrenda.

En otras palabras, para Jesús no hay ninguna concordancia entre ser buen cristiano u ofrendador con ser buena persona y tener buenas relaciones con tus semejantes. Quizás puedes ser uno y otro a la vez, no hay problema, es tu dinero, pero ser uno y no tener buenas relaciones con los demás, sí que tiene un gran problema, pues tu ritual, tu práctica de ofrendas, en realidad, es un practica vacía sino va a acompañada del buen trato entre unos y otros. El ser humano está por encima del dinero, la comunidad cristiana debería hacer un quiebre con el sistema capitalista y neoliberal, donde el dinero está por encima de las personas y sus relaciones. El ser humano está por encima de tu práctica de diezmo y ofrendas en tu congregación.

Adolfo Cespedes

Deja un comentario