¿Y el fruto es?

Hoy, frente al contexto que vivimos, me sigue haciendo eco el texto escatológico de Mateo en donde nos advierte que posiblemente no todo el que le dice a Jesús señor o no todo el que hace milagros (cosas extraordinarias), echa demonios (dice lo que está mal) o cree hablar en nombre de Dios (profecía) en realidad está del lado del Dios de Jesús. No porque creamos que dice algo de Jesús entonces es completamente entregado a los propósitos del reino de Dios.

Sin embargo, la iglesia ha olvidado eso, se desvive porque alguna persona diga: Jesús, sin importarle si sus actos, comportamientos, acciones, pensamientos, ideas o demostraciones de amor realmente muestran a Jesús. Eso me lleva a los textos anteriores de este que se hace eco, por sus frutos los conoceréis, entonces me pregunto, si los milagros, las echadas de demonios y hablar en nombre de Dios no son el fruto ¿qué lo es? Claramente, la iglesia debe volver a repasar las palabras de Jesús, porque estoy seguro que ser racista, misógino, aporófobo y demás actos no son claras muestra del fruto al que Jesús se refería.

Adolfo Céspedes M.

2 comentarios en «¿Y el fruto es?»

  1. Gracias por permitirme adéntrame en la teología de una manera sencilla pero profunda a la vez. Saludos de un colombiano en El Salvador. Bendiciones y adelante con esta labor de REVELAR.

    Responder

Deja un comentario